La teoría del Long Tail

  1. ¿Es importante, y rentable, segmentar y personalizar las audiencias? ¿Qué nos dicen los casos de Rhapsody, Robbie Vann-Adibé y Netflix?

 

Es importante ya que cada vez se crean nuevos grupos o nichos y estos buscan un contenido más personalizado y alejado de “la moda” del público general. Segmentar las audiencias, sobre todo en medios digitales está siendo más rentable que crear contenido de moda.

 

Los casos de Rhapsody, Robbie Vann-Adibé y Netflix nos hablan de como segmentando y clasificando contenido es posible satisfacer a un público cansado de las películas, música y series de moda. Añadir diversos géneros y subgéneros permite abarcar un mayor número de audiencia. Por ultimo las sugerencias permiten a las personas “descubrir” sus gustos e identificarse con un subgénero específico.

 

 

  1. Detalle los dos tipos de mercados (de masas y de nicho), descritos en el documento.

 

El mercado de masas es un contenido pensado para satisfacer a un número muy alto de personas,  ahorrando costes publicitarios ya que generalmente este contenido se nos hace familiar. Este mercado se especializa en repetir un éxito, a fin de generar una amplia cantidad de ventas.

 

El mercado de nicho no se centra en unos pocos productos que generan una rentabilidad alta, al contrario, amplia esta oferta ofreciendo una gran diversidad de productos a pequeños grupos con características en común o “nichos”.

 

  1. De tres ejemplos de “mercados de nicho” y explique porqué lo son:
  • Naturistas: Este nicho se cataloga como una forma de vida, en donde las leyes se basan en vivir de la mano con la naturaleza, por lo tanto, su alimentación es 100% natural y lo menos intervenida posible. Esto es un nicho debido a que esta gente está buscando productos que satisfagan sus creencias y su estilo de vida.
  • Ciclistas: Este grupo de gente, frecuenta el uso de bicicleta como medio de transporte. Por lo tanto, necesitan productos especiales para  lograr un buen desplazamiento por las calles.
  • Productos verdes: Cada vez se muestra más preocupación por el medio ambiente y por lo tanto por los productos que ayuden a preservarlo. Esto ha provocado el impulso de la economía sostenible y de diversos productos para un grupo de gente más preocupado.
Anuncios

Un arma de doble filo

Está claro que ha nacido otro medio de comunicación.

Ahora, cualquiera puede buscar sus propios canales para informar y ser informado. Las redes s
ociales son un espacio en donde las personas se comunican, se relacionan e interactúan. Se han convertido en una valiosa herramienta de solidaridad y de participación. Sin embargo, ¿Es posible crear una revolución a través de las redes sociales?

Los movimientos sociales son las fuerzas de cambio más potentes de nuestra sociedad. Y, como tales, necesitan de una herramienta como la comunicación para que el impacto sobre la opinión pública sea aún mayor. Usar las redes sociales como herramienta podría ser una buena idea, sin embargo existen algunos problemas.

Por una parte, las redes sociales ofrecen otro tipo de información que los medios de comunicación privados y estatales. Por otra parte, la cantidad de datos personales que los usuarios ponen a disposición de plataformas como Facebook o Twitter, también puede servir para ejercer control político y social. Las nuevas formas de comunicación inspiran no sólo nuevas formas de censura, también de propaganda y de espionaje.

Al momento de usar una red social como Facebook, no sólo estamos dando nuestro nombre, si no nuestro mail personal, el número de teléfono, qué nos gusta hacer, donde estamos y hasta qué es lo que haremos en un futuro. Esta información, además de ser perfecta para una base de datos, se usa para monitorearnos, si Facebook detecta algo sospechoso, acudirá a las autoridades. Las recientes filtraciones sobre espionaje y manejo de información dejan en evidencia que las redes sociales no son un medio privado y qué lo que decimos o hacemos está a disposición de las autoridades. ¿Cómo podríamos confiar en una red que está siendo constantemente monitoreada?

Existe otro problema aparte del monitoreo de nuestra información.  Las redes sociales no muestran la realidad de lo que piensa una sociedad. La cantidad de gente que usa estos medios de comunicación  va en aumento, pero no llega a ser realmente representativa.  Tomando un caso real, para las elecciones de 2013 en Chile, el candidato Marcel Claude lideraba la cantidad de menciones en Twitter, sus hashtags, #Todosalamoneda o

619hash
Foto: Reproduccion AnaliTIC

#Marcelpresidente fueron TT la mayoría del tiempo durante ese periodo.La cantidad de aprobación que tenía en esa red era enorme y cualquiera hubiera pensado que esto se reflejaría al momento de votar. Sin embargo esta “revolución” digital no se observó en la práctica, donde consiguió sólo el 2,81% de los votos. No podemos confiar en que las redes sociales sean una imagen exacta de la sociedad y por lo tanto, no podemos inferir que como piense un grupo de personas en un medio digital, es como va a pensar una población entera.

Ya sea porque subamos nuestros datos personales y creamos que están seguros o que pensemos que son un espejo de la sociedad. Las redes sociales se pueden convertir en un arma de doble filo al tratar de organizar una revolución.